¿Conectar con la Fuente o saberse la Fuente?