Luna Llena en Escorpio, el tejido de los sueños