San José, el coraje y delicadeza de lo masculino.